Incorporate Vecin@. Contactanos por Email: adchacao11@gmail.com

Incorporate Vecin@. Contactanos por Email: adchacao11@gmail.com
Contactanos para crear un Comite Local o un Comando de ADECOS con Capriles

viernes, 4 de junio de 2010

Vocación de Poder - Angel Medina Sec. Politico Nacional

video
Vocación de Poder

Hace unas semanas estuve en el estado Carabobo facilitando un taller sobre liderazgo con un importante grupo de jóvenes políticos y universitarios de la región.

Dicho taller incluyó una actividad que buscaba -entre todos los participantes- establecer prioridades en cuanto a los objetivos que se propone el quehacer político. Al ver las conclusiones, encontramos que la responsabilidad, el compromiso y la disciplina eran aspectos de suma importancia para los jóvenes. De manera sorprendente, el poder o la búsqueda del mismo como tal, quedó de último dentro de los objetivos del trabajo político; mejor dicho, como la actividad menos importante a la hora de ejercer la política.

Este hecho me permitió captar algo que pareciera extraviado en el camino para quienes decidimos ejercer la política desde el terreno de la oposición, que no es otra que nuestra persistente demostración de lo que se conoce como Vocación de Poder. Pareciera que en los últimos años, por la severa crisis sociopolítica cargada de tropiezos y experiencias desalentadoras, el formar voluntades para alcanzar el poder se ha desvanecido. Hasta pareciera que nos estamos acostumbrando a ser “opositores”.

Este ejemplo me hizo reflexionar hasta preguntarme: ¿Qué mensaje ha dado la oposición política en los últimos años? ¿Por qué las generaciones emergentes tienen tan poca vocación de poder? ¿Se acostumbraron, están decepcionados o simplemente creen que eso no es posible? ¿Hasta qué punto, dentro de la dinámica política, la esperanza por un cambio en las relaciones de poder y de la elite gobernante está perdiéndose?

Es entonces cuando uno se inclina a pensar que en todos estos años hemos sido educados para resistir, para soportar las arremetidas del gobierno, para reaccionar ante el ataque, para promover entusiasmo frente a un proceso electoral; pero, en gran medida, no está en nuestras conciencias que lo que realmente debemos hacer es prepararnos para la transición, para asumir el cambio y dirigirlo, para concretar una verdadera revolución y no para resistir ante tanta torpeza y mala gestión, para ser una real alternativa en vez de asumirnos como simple oposición. Venezuela quiere cambio y lo sabemos. La gente quiere respuestas reales y efectivas a sus problemas.

Se hace necesario rescatar la Vocación de Poder que construye democracias verdaderas. ¿Acaso la generación del 28 (Prieto, Betancourt, Villalba, Fuenmayor, Caldera, Leoni, Gallegos, Andrés Eloy, Otero Silva) cuando luchab contra Gómez, cuando estuvo en el exilio o en plena dictadura de Pérez Jiménez, perdió su idea de conquistar el poder para transformar a Venezuela?

Al contrario, los fundadores de la democracia venezolana albergaron en todo momento la idea de que era posible cambiar la nación, promover una auténtica justicia social y bajar del poder a los caudillos, a los militares y a las fuerzas extranjeras.

Tener Vocación de Poder implica tener un proyecto político, mostrar soluciones inteligentes para los problemas de todos y contar con respuestas institucionales para los errores del sistema político. Tener Vocación de Poder significa estar preparado para construir un modelo de gestión y acción política capaz de superar lo existente que sea viable, confiable y con arraigo en la gente.

Desde la Mesa de la Unidad Democrática –todos sus integrantes sin distingos ni mezquindades- hemos establecido las soluciones en cuanto a inseguridad, política internacional, déficit de energía, desempleo e injusticia social. Los venezolanos deben estar confiados en la fundamental labor de la oposición organizada. Vamos muy bien y las opciones son muy claras para impulsar el cambio que Venezuela pide a gritos.

Pero falta un aspecto sumamente importante, como paso previo a lo que ha de venir: Llenarnos del espíritu y el sentimiento de que sí podemos cambiar y de que sí estamos dispuestos a asumir nuestro rol en la lucha por ese cambio.

Tenemos que encender la llama patriótica de la Vocación de Poder por el rescate de las instituciones democráticas y por darle una mayor calidad de vida a todos los hijos de este suelo sublime que se llama Venezuela. A los jóvenes, sobre todo, nos corresponde impulsar la vanguardia para la conquista del Poder y lo haremos.

Ángel Medina
Secretario Político Nacional AD
Candidato suplente a la Asamblea Nacional por el circuito 2 del Edo. Miranda (BARUTA, CHACAO, EL HATILLO, LEONCIO MARTINEZ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PLANCHA 11 AD CHACAO

PLANCHA 11 AD CHACAO
UN GRAN EQUIPO